Etapa 1: Lugo – Friol

“Es peligroso, Frodo, cruzar la puerta. Pones el pie en el camino, y si no cuidas tus pasos nunca sabes adónde te pueden llevar”.

Este guiño a los fans del Señor de los Anillos representa muy bien en nuestra opinión la sensación que uno siente al empezar el Camino. La emoción, la incertidumbre, la curiosidad, son ingredientes del cóctel de sentimientos que nos acompañaron durante esta primera etapa del Camino.

Si os apetece conocer cómo fue nuestro estreno como peregrinos ¡quedaos por aquí!

romanos

Pero la etapa “Lugo-Friol” ¿existe? A decir verdad, no es considerada aún una etapa oficial del Camino de Santiago, aunque cada vez haya más peregrinos que decidan hacerla para enlazar el Camino primitivo con el Camino del norte y evitar así la saturación del Camino francés. Además esta opción permite visitar el Monasterio de Sobrado dos Monxes (¡del que os hablaremos en la próxima entrada del blog!). La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Lugo ha llamado a este camino el “Camino del Norte interior”. Este Camino discurre sobre todo por carreteras asfaltadas pero tranquilas. En nuestro caso, decidimos comenzar el Camino de Santiago en Lugo y no antes por cuestiones prácticas. Era sencillo llegar en transporte público y se ajustaba a nuestro “timing” (5 etapas, unos 115 km, 6 días). Para preparar nuestro Camino no compramos ninguna guía, sino que nos informamos a través de blogs de peregrinos que ya habían hecho ese recorrido. Al final optamos por seguir la ruta gps del autor del blog Estradas e corredoiras. 

Actualización de septiembre 2017: como nos explicó el propio autor del blog en un comentario, esta ruta no tiene nada que ver con el “Camino del Norte interior” de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Lugo. La ruta llamada de las “flechas verdes” es una iniciativa de él y su hermano para proponer a los peregrinos alternativas a la masificación del Camino francés. Desgraciadamente no cuentan con apoyo institucional, aunque la parte positiva es que es un camino mucho más auténtico y solitario (ver comentario más abajo para más información).

Os dejamos los enlaces por si queréis consultarlos:

Estradas e corredoiras (el más completo): http://estradasecorredoiras.blogspot.fr/search/label/Cami%C3%B1o%20de%20Santiago%3A%20Lugo-Friol

El blog de Juan La plata (que se inspira también del anterior): https://juanlaplata.com/2014/07/30/29a-lugo-friol-fuera-del-camino/

Experiencia de un peregrino: http://todosloscaminosdesantiago.com/foro/index.php?topic=66.0

Y aquí la ruta GPS: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1076597

 

llegamos

Llegamos a Lugo el 21 de julio sobre las 12h desde Gijón, donde pasamos un par de días de descanso antes de empezar nuestra aventura. La llegada a Lugo es espectacular, ya que la estación de autobuses se encuentra muy cerca de la imponente muralla de época romana que rodea todo el casco histórico. Su excelente estado de conservación le ha valido el título de “Patrimonio de la Humanidad” ¡Nuestro Camino no podía empezar mejor!

Nada más llegar nos dirigimos al albergue de peregrinos de la Xunta, que por suerte se encontraba a 5 minutos andando de la estación de autobuses. Sin embargo el albergue no abría hasta las 13h, por lo que nos fuimos a tomar un café (os recomendamos la Panadería Manso, pasaréis por delante si venís desde la estación de autobuses). Decidimos empezar a hacer cola por si acaso en la puerta del albergue 15 minutos antes de que abriera y ¡menos mal! En lapso de tiempo había llegado una docena de peregrinos que también esperaban para entrar.

Ahí comprendimos por qué recomendaban siempre madrugar para llegar pronto a los albergues municipales. Cuando entramos a las 13h ya estábamos allí unas 20 personas, lo que supone la mitad de la ocupación total del albergue. Tuvimos un pequeño momento de desconcierto cuando nos hicieron ponernos al final de la cola porque aún no habíamos comenzado el Camino. Tenéis que saber que existe un orden de prioridad en los albergues municipales (peregrinos con discapacidad, a pie, en bici, a caballo…). Nosotros fuimos los últimos de la fila en registrarnos, y la hospitalera nos recordó que “estaba haciendo una excepción” al dejarnos inscribirnos sin haber caminado. Reconozco que ese comentario me molestó un poco, ya que la credencial te certifica como peregrino y te da derecho a hospedarte, si bien entiendo que no seas prioritario. Por si acaso, os recomendaría evitar los albergues municipales si como nosotros vais a comenzar una etapa, aunque es una pena porque allí conocimos ya a algunos peregrinos que nos dieron valiosos consejos. También obtuvimos nuestro primer sello ¡qué ilusión! (La credencial la recogimos en la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Madrid).

El albergue nos pareció muy normalito. Cuesta 6€ como la mayoría de albergues públicos. Las camas eran cómodas, pero tan sólo te daban una protección semi-transparente para el colchón y la almohada (¡bendita funda del almohada y bendito saco de dormir que me llevé!). Había un único retrete por planta para cada sexo y dos duchas sin cortina. Al menos tenía pila para lavar la ropa y tendedero en una terraza. Existe también un albergue privado junto al puente romano (muy práctico para empezar rápidamente la etapa al día siguiente) por 10€ la noche en literas.

Ese día aprovechamos para conocer un poco Lugo. Nos pareció una ciudad tranquila pero con cierto encanto y todos los servicios. Es posible comer menús por 8-10€ en el centro y una tarde es suficiente para patearse el centro histórico. También nos acercamos a la catedral para que nos sellaran nuestra credencial por segunda vez (recordad que cuando empiezas el Camino de Santiago en Galicia debes sellar dos veces al día si quieres tener la Compostela). Esa noche cenamos pronto (unas empanadas muy ricas de una pastelería llamada Don León) y regresamos al albergue, ya que a las 22h cerraban el acceso.

Esa noche nos costó algo dormir por los nervios (además de algún que otro ronquido…), pero en cuanto se levantaron los primeros peregrinos sobre las 5 y media ya no tenía sentido quedarse dando vueltas. Empieza entonces el ritual de preparación que para mí tiene algo de fascinante. Cada peregrino recoge sus pertenencias con la mayor discrección y rapidez posible y se prepara para la jornada que empieza: algunos estiramientos, un último masaje con vaselina en los doloridos pies, un abrazo de ánimo entre peregrinos y ¡a caminar! Sólo el sonido rítmico del bastón rompe la tranquilidad de la calle sumida en ese silencio apacible que precede al alba. Salimos por la “Puerta de Santiago” (cómo no) situada frente a la catedral y comenzamos nuestra aventura, no sin antes hacer una breve parada para desayunar en el albergue “Roots&Boots” (9€ por dos zumos de naranja y una tostada, algo caro).

flechas

Según las indicaciones de los blogs que habíamos leído, tras atravesar el puente romano seguimos la dirección de las flechas verdes en vez de las amarillas del camino oficial. El camino está bastante bien señalizado, y los primeros kilómetros discurren por unos paisajes verdaderamente increíbles y caminas completamente solo. Recuerdo que me gustó mucho la sensación de estar en mitad del bosque sin ningún ruido y escuchando el sonido del río o de los pájaros ¡Naturaleza pura!

Empezamos con buen ritmo, pero conforme avanzaba el camino las flechas se hacían cada vez más escasas e incluso cambiaban de color. El hecho de que fueran verdes no ayudaba demasiado a encontrarlas en plena naturaleza. Lo cierto es que al llegar a la altura de Mera tomamos un desvío a la derecha y nos perdimos un poco, con tan mala suerte que al poco tiempo empezó a llover bastante. Nuestra motivación empezó a decaer, sobre todo porque la lluvia no paraba y las aldeas por las que pasábamos estaban completamente desiertas. Afortunadamente la lluvia paró al rato, dejándonos eso sí empapados. Este fue el momento más duro de la etapa, ya que comprobamos en el GPS que aún nos quedaba más de la mitad del camino y teníamos que hacerlo con los pies chorreando. A eso se unió que en las aldeas por las que pasábamos casi siempre nos recibían perros bastante salvajes, y algunos sueltos. Si os ocurre, lo más importante es mantener la calma, seguir andando ignorándoles y nunca mostrarse agresivo o nervioso. Tan sólo tuvimos que dar media vuelta una vez porque un perro venía corriendo hacia nosotros de manera muy agresiva y fue entonces cuando decidimos continuar un tramo por la carretera nacional. Más tarde retomamos la corredoira principal y volvimos a disfrutar de la belleza de los bosques gallegos.

Los últimos 6 km los hicimos por carretera y fueron los más pesados ¡Menuda sensación llegar a Friol después de 25km andando y tantos contratiempos! Nos hospedamos en Casa Benigno (32€ por una habitación doble con baño), el hostal que nos recomendaron en todos los blogs a falta de albergue de peregrinos. La verdad que la calidad deja mucho que desear. Está limpio pero los muebles son bastante viejos. El menú del día bastante malo para el precio (10€ por una sopa de avecrem y un filete de ternera bastante fibroso) ¡Pero después de 7 horas andando uno se come lo que sea! Después de echarnos la siesta fuimos a hacer una pequeña compra al supermercado y a tomar un café en “Alimentación Casa do Rei”. La dueña era un encanto y allí conocimos a otro intrépido peregrino alemán que después de más de 9 horas caminando había acabado llamando a un taxi para llegar a Friol.

Como véis, nuestra primera etapa del Camino no fue nada fácil. Sobra decir que acabamos completamente muertos (aunque sin ampollas) y algo desilusionados, ya que al no ser una etapa oficial no se respira el ambiente entre peregrinos que caracteriza al Camino de Santiago. Desde aquí hacemos un llamado a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Lugo para mejorar la señalización y el mantenimiento de este camino. Se echa de menos una fuente de agua o un punto de atención al peregrino, ya que no hay NADA en 25 km si te quedas sin comida o agua. También sería interesante informar a los vecinos de las aldeas del paso del Camino de Santiago para evitar incidentes con los perros sueltos y poco amistosos.

En conclusión. recomendamos esta etapa si:

  • Tienes GPS.
  • Quieres evitar el Camino francés e ir a Sobrado dos Monxes.
  • No te molesta la soledad o vas en grupo y te gusta la aventura.
  • Puede ser una opción interesante para los bicigrinos.

En cambio, no la recomendamos sí:

  • Eres peregrino novato.
  • No tienes GPS.
  • Te da miedo caminar solo.

En este último caso te recomendaríamos que hicieras la etapa Lugo – Melide.

A pesar de todo, nosotros no nos arrepentimos de haber hecho esta primera etapa ¿Por qué? Para saberlo, tendréis que esperar a la siguiente entrada del blog 😉

¡Gracias por leernos! ¡Hasta pronto nomadópatas!

5 comentarios en “Etapa 1: Lugo – Friol

  1. Hola
    Me alegro de que os haya gustado esta etapa, a pesar de alguno inconvenientes que citais. Al respecto quiero aclarar algunas cosas para futuros caminantes que lean vuestra experiencia.

    1. El “Camino del Norte interior” no tiene nada que ver con el camino señalado con las flechas verdes. El primero se ha señalizado hace bastantes años, más de 10, creo que por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Lugo,aunque este aspecto no puedo asegurarlo. Pero en la actualidad apenas hay señales visibles, y todo discurre por carreteras asfaltadas, aunque con muy poco tráfico.
    2. El camino señalado con flechas verdes no está mantenido por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Lugo. De hecho ni en el albergue de Lugo ni en la oficina del camino de Santiago te darán información sobre el mismo, aunque saben de su existencia. Como se dice en el blog estradasecorredoiras, al que haces referencia en tu entrada, esta alternativa se ha marcado por primera vez hace 6 o 7 años y se remarca cada verano, casi siempre en agosto. El mantenimiento, los tracks para gps y los comentarios que se pueden descargar en el blog mencionado es responsabilidad únicamente mía, con la ayuda de mi hermano. En varias ocasiones he solicitado ayuda municipal, sin éxito alguno.
    3. Este camino, conocido en algunos foros como “o camiño verde”, no tiene intención de ser considerado como una alternativa al camino de Santiago y no tenemos ningún interés en que se creen puntos de atención al peregrino. La única finalidad que se persigue al marcarlo es ofrecer una posibilidad de caminar sin ir por asfalto, disfrutando de la auténtica Galicia rural.
    4. De todas formas, en las descripciones que se pueden descargar en el blog, se indican al menos dos lugares en donde hay fuentes y otros dos en donde se puede comer a lo largo del camino, haciendo un pequeño desvío de 10 a 15 minutos, y en uno de ellos hay una pequeña tienda de alimentación. Además en cualquiera de las aldeas por las que se pasa los vecinos estarán encantados de ofrecer agua a cualquier caminante que lo pida.
    5. Es cierto que te puedes encontrar algún perro que te puede asustar, pero, como dices, si mantienes la calma no habrá ningún problema, simplemente defienden su territorio y solo ladrarán mientras pasas por delante de su casa…. De todas formas yo he hablado con alguno de los dueños para que lo tengan en cuenta.
    6. Por último, dices que habéis hecho los últimos 6 km por carretera. No se si por decisión propia o porque no encontrastéis el camino, pero este tramo se puede hacer también por “corredoiras” y es un tramo muy sencillo y muy bonito.

    Con respecto a lo que dices de que en Friol no te has encontrado el típico ambiente de peregrinos de otros final de etapa, solo puedo decir que la mayor parte de los días es así, con lo de bueno o malo que esto pueda tener. Aunque en julio y agosto hay varios días en los que coinciden pequeños grupos de caminantes, 4 o 5 a veces, hasta 10 – 15 en otras ocasiones que dan más ambiente de “camino”.

    Estoy seguro que cada vez será mayor el número de caminantes que opten por esta variante en verano. Solo espero que no sean demasiados….

    Estoy de acuerdo con las recomendaciones que haces como conclusión… aunque para un peregrino novato, con gps y que le guste la soledad también es una buena opción 🙂

    Os animo a todos y todas a disfrutarlo…

    Un afectuoso saludo

    Me gusta

    1. nomadopatas

      Hola,

      Te agradecemos que te hayas tomado el tiempo de dejar un comentario para aclarar algunos puntos importantes de la etapa. Habéis hecho un trabajo admirable para señalizar esta ruta alternativa y es una pena que no os apoyen desde las instituciones. La decisión de terminar los últimos 6 km por carretera fue porque tuvimos un par de malas experiencias seguidas con perros que empezaron a correr hacia nosotros de manera bastante agresiva en un camino y decidimos abandonar la corredoira. Estábamos cansados y deseando llegar y se nos hizo lo más sencillo. Una pena, porque las corredoiras son infinitamente más bonitas.

      Un saludo,

      Paloma y Víctor.

      Me gusta

  2. Pingback: Cómo nos preparamos para el Camino de Santiago – Nomadópatas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s